Hijos confesos del trashpresiosismo

El trashpresiosismo de cardevore se ubica en la marginalidad más lúcida y arrolladora, lugar idóneo para poder canalizar sin condicionante alguno el impulso creativo de su música, alejada de cualquier tendencia de consumo generalista y que podemos entender como un ejercicio casi plástico.

Cristian de sucre firma un audiovisual apelativo, directo y formalmente bizarro que cobra especial trascendencia acompañado por los ecos de los versos de cardevore y la épica lenta e implacable de una instrumental en crescendo sostenido, en un conglomerado de sonido disruptivo y provocador que nos puede recordar propuestas como la de Arca.

Puedes comprender lo ecléctico del sonido trashpresiosista pinchando por aquí.